Tecnología y medio ambiente… ¿Pueden ir de la mano?

El “hombre” y la tecnología han estado ligados desde los amaneceres de la humanidad, os apuntamos algunos procedimientos tecnológicos que se están poniendo de lado del medio ambiente.

Una de las características que han diferenciado al hombre frente a la mayoría de las especies ha sido el uso de herramientas y aplicaciones tecnológicas de estas. Este hecho nos ha empujado hasta el estado evolutivo que tenemos hoy y será una pieza fundamental de nuestra futura supervivencia en nuestro planeta. Los conocimientos y avances tecnológicos a los que hemos llegado, no solo repercuten en nuestro modo y calidad de vida, conforme esta va evolucionando en el tiempo, también nos permite decrecer nuestra huella en el entorno que nos vio nacer y nos ha proporcionado todo aquello que necesitamos. Tecnología y medio ambiente…Pueden ir de la mano?

¿Qué tecnologías nos ayudan a proteger el medio ambiente?

Voy a intentar, sin mucha dilación, listar, de manera liviana y sin ningún orden concreto, algunas tecnologías que desde mi punto de vista, están ayudando a salvaguardar nuestro medio.

 

  1. La revolución digital está ralentizando la deforestación.

Conforme va avanzando la tecnología, es más habitual tanto a nivel personal como profesional, que muchas organizaciones se inclinen hacia el uso de mucho menos papel que antes. Qué casi todo el mundo tenga en el bolsillo un Smartphone repleto de aplicaciones sorprendentes ha ayudado en gran medida, a que la necesidad de tener la información en formato físico vaya reduciéndose a favor del formato digital, cuyos máximos valores, son la accesibilidad y la actualización constante de la información.

Ejemplos de este movimiento digital son los periódicos, las facturas y hasta el correo postal, siendo este fagocitado por el correo electrónico. Indudablemente, al haber menos contenido impreso en papel, la cantidad de árboles necesarios para cubrir ese servicio se ve disminuida.

  1. El incremento de los modelos de “Sharing”.

En pocos años nos hemos familiarizado con plataformas totalmente novedosas, pero que han entrado con fuerza en nuestros hogares y lugares de trabajo. Son Empresas como Uber, Airbnb, Netflix, etc. Gracias a plataformas como Uber, Cabify, Emov, Zity o Car2Go muchas personas de los grandes núcleos urbanos mundiales no usan tanto sus vehículos particulares o simplemente para lo que lo usan le sale más económico este modelo de negocio. Con Airbnb y empresas similares muchas de las viviendas que quedaban libres, sin alquilar ya no lo hacen y con plataformas de video y televisión como Netflix, HBO o similares prácticamente ha acabado con la necesidad de visionar el contenido en formatos físicos, siendo todo su contenido digital. Incluso estas plataformas están ayudando a dejar una huella ecológica menor al no tener que uusar el correo ordinario para el envío de los contenidos.

  1. Vehículos eléctricos: Arma de doble filo.

El aumento en el desarrollo y la popularidad de los automóviles eléctricos también está ayudando al medio ambiente. Aunque no es una tecnología nueva, per se, el número de vehículos eléctricos en las carreteras ha aumentado constantemente en los últimos años.

 Esto se debe, en parte, a la caída en el precio unitario promedio con el tiempo, así como a las mejoras masivas en la tecnología que los hacen más confiables. Pero, su producción requiere el uso de muchos metales tóxicos bastante desagradables cuya extracción y refinamiento no son exactamente respetuosos con el medio ambiente.

  1. Domótica

En una casa inteligente, la gestión de la energía en el hogar desempeña un papel fundamental para encontrar una solución adecuada y confiable para reducir la demanda máxima y lograr la conservación de energía.

Es un hecho contrastado que cada vez hay más hogares “inteligentes” en todo el mundo. Esta revolución tecnológica está logrando mejorar, de verdad, el medio ambiente. Una gran cantidad de dispositivos como medidores inteligentes, termostatos inteligentes y sensores de iluminación activados por movimiento están ayudando a optimizar el gasto de energía eléctrica en nuestros entornos. Decimos entornos ya que no solo estamos hablando de nuestras viviendas, también de lugares de ocio y de trabajo. A medida que estos entornos se vuelven más inteligentes se logra una mayor optimización de la energía, reduciendo el gasto indirectamente e impactando de forma importante en el medio ambiente.

  1. ¿Qué es la “tecnología renovable” y cómo puede ayudar al medio ambiente?

Ahora que empezábamos a estar familiarizados con el concepto de energía renovable empezamos a escuchar uno que parece nuevo pero que lleva entre nosotros décadas. La tecnología renovable es aquella tecnología que nos proporciona energía renovable y en las últimas décadas ha avanzado muchísimo.

Un ejemplo interesante es el desarrollo del vidrio solar. Al combinar tecnología PV con unidades de acristalamiento normales, esto podría cambiar las reglas del juego para la autogeneración en el hogar o en las empresas.

Después de todo, en lugar de consumir grandes cantidades de espacio con paneles solares fotovoltaicos, ¿por qué no simplemente cambiar sus ventanas a vidrio solar? Si bien aún es una tecnología emergente, estas unidades de acristalamiento solar siguen siendo lo suficientemente transparentes como para poder ver a través de estas ventanas también.

  1. La tecnología está ayudando a revolucionar el monitoreo ambiental

Otra forma en que la tecnología está ayudando a proteger el medio ambiente es revolucionando el monitoreo ambiental. Ya sea directamente a través de sensores que monitorean la calidad del aire para el uso de cosas como drones para patrullar zonas de exclusión de cazadores furtivos, la tecnología está encontrando algunas aplicaciones interesantes.

  1. La carne sintética o más conocida como “carne falsa”.

Está demostrado que el modelo de producción de carne que usamos actualmente no es el de la industria más ecológica. Dejando de lado el sufrimiento animal, la cría de animales para la carne tiende a consumir grandes extensiones de terreno, agua y otros recursos. En lugar de una prohibición total del consumo de carne, un enfoque mejor (y más realista) es el desarrollo y la introducción de carne sintética.

Varias compañías ya están haciendo esto y, si se acepta ampliamente, esto sería de enorme beneficio para el medio ambiente que nos rodea. 

  1. Los plásticos a base de plantas.

Otra forma en que la tecnología beneficiará enormemente al medio ambiente es la producción de plásticos a base de plantas. Con la demanda qué hay tan grande de plástico en todo el mundo, cambiar su base de producción del petróleo hacia formas derivadas vegetales será enormemente beneficioso.

No solo son biodegradables, sino que son mucho más sostenibles que las formas tradicionales. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que no todos los bioplásticos se biodegradan, por lo que tendremos que ser muy selectivos en el futuro.

  1. El grafeno podría tener un futuro muy brillante y verde.

Y, por último, el grafeno tiene muchas propiedades físicas interesantes que podrían lograr que las reglas del juego cambien para bien en el futuro próximo del medio ambiente. Es más delgado que el papel, más conductor que el cobre, y realmente es uno de los pocos materiales que podría considerarse verdaderamente “milagroso”. 

Desarrollado por primera vez en 2004, muchas personas predicen que podría conducir al siguiente paso en la evolución tecnológica de nuestra especie. Posiblemente podría usarse para filtros de agua ultraeficientes, o como un superconductor que podría transferir energía a largas distancias con una pérdida mínima.

También podría ser el material que hemos estado esperando para producir paneles solares ultraeficientes.

Share This