En la mayoría de ocasiones los propietarios de viviendas o parcelas de Madrid optan por cerramiento de fincas para preservar la seguridad, e incluso su intimidad. Con el cerramiento de fincas nos referimos a cerrar la propiedad así como delimitar esta de las de los vecinos. En definitiva, es la cara visible, el escaparate o primera impresión que se va a llevar todo aquel que se acerque al recinto y por eso no debemos restarle importancia ni descuidarlo.

Cerramiento de fincas: factores a considerar

Un factor fundamental es el tipo de material que vamos a elegir para fabricar la valla que delimitará la finca, vivienda o parcela. Lo primero que suelen preguntarse muchos propietarios en Madrid es ¿metal, madera o rejas? La madera es el material que, a priori, más vistoso resulta, pero hay que ser conocedor del mantenimiento que requiere este material afectado por externalidades. Por esta razón se recomiendan las vallas metálicas o las vallas con rejas, aunque estas últimas dan menor seguridad e intimidad, al menos que hagamos de nuestro jardín y árboles el complemento perfecto que decore la valla.

Vallas más populares

  • Malla simple torsión: la más tradicional de todas. Con un carácter todoterreno, podremos usarla para prácticamente cualquier tipo de cerramiento.
  • Malla triple torsión: característica por su dibujo hexagonal, es la más usada en granjas y gallineros.
  • Mallas electrosoldadas: este tipo de malla es utilizada en vallas que delimitan cerramientos para huertos o plantas, protegiendo a éstas de pequeños animales o mascotas.
  • Mallas ganaderas: si buscamos una malla realmente resistente para nuestra valla esta será la más indicada. Es utilizada especialmente en el ámbito agrícola y ganadero.

Además de todo lo anterior no se puede ignorar el tipo de superficie y la amplitud de metros a cerrar para elegir el material más óptimo. La durabilidad, la resistencia y el precio de la valla también son factores que influyen a la hora de tomar la decisión.

Otras de las cuestiones que motiva a muchos propietarios a decantarse por el cerramiento de fincas es el aporte ornamental que añade al jardín. Es cierto que el mero elemento decorativo conlleva materiales que, por lo normal, son más caros y requieren de un mayor mantenimiento como la madera o el vidrio laminar (unión de dos o más planchas de vidrios intercalando entre las uniones, láminas de polivinilo butiral). Este tipo de material ofrece una mayor seguridad ya que, ante cualquier rotura por impacto o accidente el vidrio permanece unido por la capa intermedia. Otro material bastante vistoso y no por eso menos seguro es el vidrio templado (hasta cuatro veces más resistentes que un vidrio monolítico).

En Branco Bajalica S.L.U. llevamos más de quince años trabajando en el cerramiento de fincas en Madrid, además somos expertos en vallado con madera, vallado metálico y rejas. También disponemos de todas las certificaciones y un equipo altamente cualificado.

Ponte en manos de profesionales, te ofrecemos asesoramiento sin ningún tipo de compromiso tanto para particulares como para Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid y te asesoramos de la mejor manera posible en el cerramiento de fincas.

Share This