No olvides la importancia de la instalación de pararrayos, recuerda que si vemos la luz… pronto llegará el ruido. Las tormentas de verano se producen cada año en Madrid y en el resto de la península ibérica alcanzando todo lo que se interponga a su paso. Si habláramos en datos, la página meteorológica Tiempo afirma que “ caen cerca de 3.000 millones de rayos al año en la Tierra, 100 cada segundo. De estos un 25% alcanzan el suelo. El riesgo de que impacten en una persona es ínfimo, salvo que te expongas demasiado. Aún así, en España cada año mueren entre 10 y 15 personas debido al impacto de rayo. Una cifra considerablemente baja y que se la debemos al elemento cuyo nombre no puede ser más gráfico: El pararrayos.

Historia e instalación de pararrayos

Pero ¿nos hemos preguntado alguna vez cuándo surge el tan famoso pararrayos? Habría que remontarse casi 300 años atrás, hasta la figura de Benjamin Franklin. Este personaje consiguió algo insólito: “controlar la energía eléctrica para cambiar el curso de la civilización”, como señala la web oficial de la compañía eléctrica Endesa. Su descubrimiento, el pararrayos permitió atraer los rayos hacia puntos donde no generasen peligro, evitando así daños personales y materiales tras las afluencia de tormentas. En la actualidad hay muchos pararrayos alrededor del globo que poco han cambiado de aquél diseñado hace tres siglos; la mayoría se componen de una barra metálica con punta de cobre, línea de conducción también de cobre y un disipador bajo tierra. Las puntas captadoras o puntas franklin, son indicadas para la protección externa contra el rayo.

Antes de proceder a la instalación del pararrayos en nuestro domicilio, parcela o finca, es necesario tener en cuenta diferentes factores como la altura o la localización. Existen estudios avanzados que pueden determinar y valorar la necesidad o no de la instalación de un pararrayos. También se realizan mediciones y estadísticas que calculan la probabilidad de impacto de rayos en una zona predeterminada los cuales detectan las zonas con mayor riesgo de este tipo de incidencias.

Recomendaciones durante una tormenta eléctrica

  • No es recomendable asomarse al balcón, la terraza, ventana o cualquier zona que te permita observar la tormenta.
  • Es importante cerrar las puertas y las ventanas para evitar corrientes de aire, ya que estas pueden atraen los rayos.
  • Hay que alejarse de la chimenea.
  • Se deben desconectar todos los aparatos electrónicos ya que estos, así como los enchufes y antenas pueden servir como medio de conducción de los rayos.
  • Evita disfrutar de una ducha o largo baño mientras dure la tormenta eléctrica.

Según el físico Víctor González, La temperatura que alcanzan, la onda expansiva y las diferencias de voltaje que se producen en su entorno pueden matar incluso aunque caiga a más de 10 metros”, afirma en su cuenta de Twitter. Ante esta declaración lo mejor es no correr riesgos e instalar un pararrayos en casa.

En Bajalica nos encargamos de cuidar todos los detalles con gran atención, ya que puede marcar la diferencia entre un buen servicio de instalación de pararrayos o una instalación excelente.

Share This