Hemos entrado de lleno en la estación de otoño – que comprende el periodo desde el día 22 de septiembre hasta el 21 de diciembre – y muchos ya han apreciado el cambio de temperatura no tan propio para estas fechas en Madrid. El frio ha entrado de repente y con ello comienzan los preparativos para que los seres vivos pasemos un invierno lo más confortable posible. Especificamos ‘seres vividos’ porque en muchas ocasiones los árboles de nuestro jardín caen en el olvido y sin embargo esta es la mejor época para la “poda de otoño” (aunque dependiendo de la especia de la que se trate es conveniente la poda en verano).

Poda de árboles en otoño

Recordamos que hablar de poda es hablar de la salud del árbol y consiste en eliminar parte de una planta de forma selectiva con el objetivo de eliminar las partes muertas y que así crezcan con mayor fuerza. También se torna fundamenta para controlar el crecimiento de la planta, así como evitar la caída de ramas. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta para realizar la poda? – Elegir las mejores herramientas con las que vamos a trabajar.

– Elegir las mejores herramientas con las que vamos a trabajar.

Consultar con un profesional en jardinería la poda conveniente para cada árbol, es decir, poda a mano o poda en altura.

¿Qué plantas se podan en otoño?

Según el portal web de la comunidad Leroy Merlin estas son las variedades de árboles que se deben someter a una buena poda antes de que lleguen las bajas temperaturas:

  • Setos, árboles y arbustos de hoja caduca. Son las plantas que más se benefician de la poda en otoño.
  • Bonsáis.
  • Las plantas aromáticas que florecieron en verano como la lavanda, el romero, la hierbabuena, la salvia o la santolina.
  • Plantas anuales.
  • Árboles frutales y de sombra. Para estos mejor hacer la poda a finales de la estación de otoño, allá por diciembre.
  • Rosales arbustivos y trepadores.
  • Palmeras.
  • Flores.
  • Las ramas y troncos leñosos.
  • Las ramas que compiten entre ellas.
  • Las hojas muertas.

Según los especialistas, deben atenderse también los factores atmosféricos del momento como prevenir posibles heladas o no realizar la poda después de una llovizna, ya que la humedad puede provocar la aparición de hongos y ser más agresora para un árbol recién podado. Otro factor no menos importante es la limpieza de las herramientas: ¿te limpiarías una herida con una gasa usada? Pues lo mismo sucede con los árboles. Hay que limpiar y desinfectar las herramientas para no trasmitir ninguna enfermedad de un ejemplar a otro.

La última consideración que debemos tener en cuenta para que nuestra intervención no resulta agresiva con el medio ambiente es incluir la retirada y transporte de los residuos vegetales a un punto limpio.

En Branco Bajalica S.L.U nos encargamos de cuidar todos los detalles con gran atención, ya que puede marcar la diferencia entre una buena poda o una poda excelente. Tanto si es una poda en altura como si no, no dudes en contactar con nosotros sin compromiso. Nuestros clientes y nuestros años de experiencia nos avalan.

Share This