En más de una ocasión hemos hablado de la importancia que tiene el mantenimiento constante y preventivo de nuestro jardín, pues una mala gestión de este puede acarrear problemas irremediables que acaben por destruir por completo nuestro espacio verde. Es decir, no solo basta con regarlo, hay que ser constante y prestar atención a los siguientes puntos: eliminación de malas hierbas, trabajos de abonado del jardín, problemas de plagas y enfermedades, un riego automático apropiado, darle prioridad al césped, la poda de los árboles frutales y arbustos y la repoblación del jardín con nuevas plantas.

Eliminar malas hierbas

Es acertado recurrir al dicho de “mala hierba nunca muere” para entender lo fastidioso que son estas para nuestro jardín. Una mala hierba es una planta que crece en un lugar donde no se desea que crezca. Cualquier vegetal que crece de forma silvestre en una zona cultivada o controlada por el ser humano como cultivos agrícolas o jardines es considerada mala hierba. Retirarlas del jardín es fundamental si queremos realizar un buen mantenimiento y que este no presente un aspecto descuidado. Los dientes de león, las ortigas y otras malas hierbas suelen ser invitados no deseados en los jardines, ya que pueden competir con las plantas ornamentales en la obtención de nutrientes, luz y agua. Un método que solemos utilizar en Bajalica SLU es la aplicación de grava o corteza de pino, así como la instalación de una malla antihierba que puede curarnos de muchos disgustos.

Trabajos de abonado de jardín

Recién entrados en la época otoñal es el momento ideal para realizar el abono del jardín para aportar a las plantas una serie de nutrientes imprescindibles para su crecimiento. También se deben sustituir aquellas plantas fuera de temporada y que no aguantarán las bajas temperaturas que ofrece Madrid. Es aconsejable repoblar el jardín con las plantas más apropiadas para cada estación.

Poda de árboles frutales

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es la poda de árboles frutales, siendo recomendable hacerlo al menos una vez al mes. No olvides podar también los arbustos y repoblar el césped tras el invierno además de procurar que este tenga una altura de cinco centímetros.

Riego

¿Qué pasa con el riego? Como reza el título de este post, no es el único mantenimiento al que debemos limitarlo, sin embargo es el único que no podemos obviar bajo ningún concepto. Es vital la instalación de un buen riego automático.

Si realizar tareas de mantenimiento en tu jardín no te agrada en absoluto, no cuentas con las herramientas necesarias o simplemente no tienes tiempo para ocuparte de éstas, cuenta con nosotros. En Bajalica somos expertos en mantenimiento de jardines, ofreciendo un servicio de calidad al mejor precio.

Pide ya tu presupuesto sin compromiso, confía en la empresa de jardinería líder en la Comunidad de Madrid.

Share This