¿Quieres tener un césped saludable, frondoso y verde en invierno?  Toma nota porque en este post te contamos algunas peculiaridades que serán de utilidad para el mantenimiento del césped en los meses más fríos, que en Madrid han empezado ya. 

Prepara el césped de tu jardín para el frío

Lo primero que se debe tener en cuenta para el mantenimiento del césped de nuestro jardín son las condiciones atmosféricas y temperatura de la zona. En la Comunidad de Madrid la temporada fresca dura 3,7 meses, del 13 de noviembre al 4 de marzo, y la temperatura máxima promedio diaria es menos de 15 °C. ¿El día más frío del año? El 15 de enero, con una temperatura mínima promedio de 0 °C y máxima promedio de 10 °C.

Otro factor que se debe considerar es el agua, para sacar el máximo partido a los meses lluviosos. Para ser exactos, octubre es uno de los meses en los que más llueve en Madrid, según la página web de Weather Spark. ¿Qué pasa con los otros meses fríos? Tendremos que bajar considerablemente la pauta de riego del césped en invierno si no llueve.

En la actualidad hay césped de clima cálido o de clima frío y según la zona en la que vivas, será conveniente uno u otro. Esta primera elección condicionará el crecimiento del césped, aunque hay que recordar que en invierno el césped no crece como en otras estaciones del año.

Consejos para minimizar el impacto del frío

  • Retirar las hojas secas y húmedas con un rastrillo. Cuando llega el otoño y estas empiezan a caer dan, incluso, un toque decorativo al jardín, pero encierran un tremendo peligro: La aparición de hongos. Las bajas temperaturas y el hielo sobre las hojas secas contribuyen a la pudrición del césped.
  • Evita pisotear el césped durante las heladas. Ten en cuenta que es cuando más sensible y frágil es.
  • Segar menos a menudo. el césped sufre por efecto del frío, y dejarlo más alto lo hace más resistente y protege sus raíces. Además, si tienes que cortar hazlo cuando esté seco.
  • Es aconsejable programar el riego a mediodía, cuando las temperaturas sean lo más altas posibles y la tierra pueda absorber el agua del riego. Además, una vez a la semana que reguemos el césped (suponiendo que sea una zona con pocas lluvias o heladas) es más que suficiente. 

Para resumir podemos enumerar tres tareas sencillas que pueden garantizar el mantenimiento del césped en invierno: cortar poco, regar poco y retirar las hojas caídas porque acumulan humedad.

El césped natural no podrá ser imitado nunca por un césped artificial, sin embargo hay que tener tiempo y paciencia para su cuidado, especialmente en invierno.  Por eso en Branco Bajalica S.L.U ofrecemos nuestros servicios de calidad para mantener en perfecto estado tu jardín. Pide ya tu presupuesto sin compromiso, confía en la empresa de jardinería líder en la Comunidad de Madrid.

Share This