91 856 01 77 bajalica@bajalica.es

Nos despedimos del invierno y sus heladas para finalmente dar la bienvenida al verano, las flores y la recreación al aire libre. Los que viven en el campo saben mejor que nadie a qué nos referimos: sí, mantener un jardín tiene unos costes, pero ¿qué tiene de maravilloso poder empezar a disfrutar de los primeros rayos de sol sin tener que salir de casa? Para los afortunados que tienen este pequeño lujo en su vida diaria, ofrecemos una serie de recomendaciones para ahorrar agua y energía mientras disfrutan del bienestar que se deriva de vivir en la naturaleza.

Consejos para ahorrar agua

Sus facturas comenzarán a dispararse tan pronto como decida desarrollar su jardín o huerto si ignora ciertos aspectos del riego. Para evitar la insatisfacción y, además, colaborar con el consumo responsable de agua, las siguientes ideas pueden serte de gran ayuda. Y es que no tienes que gastar una fortuna para que tus plantas queden perfectas en primavera y verano. La clave es cuidarlos bien.

1. Reutilizar el agua

¿Alguna vez te has parado a pensar en toda el agua que desperdicias en la ducha esperando que salga caliente? ¿O el que usas para hervir pasta o verduras? Estas son opciones perfectas para regar plantas de interior.

2. Aprovecha el agua de lluvia

Algo tan simple como sacar cubos o barriles puede reducir drásticamente el uso de agua. También puedes colocarlos junto a las tuberías que llevan el agua desde el techo hasta el suelo e incluso considerar la posibilidad de adquirir cisternas de diferentes tamaños si vives en una zona con fuertes lluvias.

3. Elija el mejor sistema de riego

Lo más eficiente y económico, sin duda, es apostar por el riego por goteo, aunque es cierto que es un sistema caro que requiere constantes revisiones. Además, debe evitarse en la medida de lo posible el uso de tuberías; ajuste los aspersores de vez en cuando (ya que tienden a moverse) y use regaderas o baldes para grupos pequeños de plantas. Obtenga más información sobre los mejores sistemas de riego que existen en la actualidad.

4. Hágalo en el momento adecuado

No importa qué sistema elijas: el mejor momento para regar el jardín es siempre la primera hora del día o de la noche, porque de esta forma evitaremos la evaporación del agua que se produce con la luz solar directa.

Cómo ahorrar energía en tu jardín

Con solo dividir el espacio exterior de tu casa en diferentes zonas para que no tengas que encender todas las luces a la vez, ya estarás ahorrando dinero. Y no olvide que al usar bombillas de diferentes potencias, también ayudará a crear diferentes ambientes en su jardín. La energía solar, la energía solar y los sensores también son buenas opciones. Te contamos por qué:

1. Tecnología LED

Al usar bombillas LED, puede reducir el costo de la energía eléctrica hasta en un tercio. Además, son muy resistentes, ya que son resistentes a la humedad y temperaturas extremas.

2. Energía solar

Son una gran opción porque no consumen energía eléctrica. Ya te contamos todo lo que necesitas saber sobre los paneles solares y si son rentables. Además, no requieren instalación previa y son autónomos, se recargan durante el día y se encienden por la noche.

3. Sensores

Si apuesta por automatizar el encendido y apagado de las luces de su jardín, asegúrese de que solo se enciendan cuando sea necesario, evitando así el desperdicio de energía eléctrica. Existen diferentes tipos de sensores, como los sensores crepusculares, que miden la cantidad de luz y se encienden cuando es necesario, o los sensores de presencia, que son ideales para la puerta del garaje o la entrada de tu casa. Además, este tipo de sensores también se usan dentro de lo sistemas de alarma domésticos.

Como ves, no es necesario hacer grandes esfuerzos para ahorrar agua y energía en tu jardín, aunque es cierto que al utilizar algunas tecnologías como las que te hablamos, a la larga esto eventualmente te compensará. .. mucho. No se trata solo de ahorro, sino también de respeto por el medio ambiente, el confort y la seguridad.