91 856 01 77 bajalica@bajalica.es

El paso de la borrasca Filomena ha provocado daños incalculables en la Comunidad de Madrid. Árboles centenarios han caído y otros necesitan ser talados por el peligro que suponen, como ha sucedido en el municipio de Boadilla del Monte o en Coslada. Además se han realizado podas pero no siempre la retirada de ramas de los árboles, sin embargo quitar estas de las aceras es fundamental porque sigue suponiendo un peligro para los ciudadanos, además que son muy molestas.

Este acontecimiento histórico que tiñó el inicio del año de blanco, ha dejado un panorama desolador en los campos y zonas urbanas arboladas. Lamentablemente, pocos son los árboles que han podido resistir las gruesas capas de nieve; incluso los días posteriores al paso de la tormenta seguían cayendo las ramas. El balance de desperfectos es todavía muy limitado y la cifra del arbolado municipal damnificado por Filomena podría aumentar, pero ya hablamos de casi 700.000 árboles dañados. Esto se debe a que muchos de los árboles urbanos no cuentan con espacio suficiente para que sus raíces sigan creciendo y arraigarse con fuerza al suelo. Este es un tema en el que llevamos insistiendo años, pues el arbolado urbano – aislado y encapsulado – necesita unas condiciones óptimas para su crecimiento, en su defecto tendremos como resultado árboles enfermos o vulnerables a las condiciones climatológicas de viento y nieve.

tala de árboles coslada

En Branco Bajalica S.L.U. nos hemos provisto de toda la maquinaria de última generación que teníamos a disposición, además de cinco plataformas. Aunque debido a la dificultad que presentaban algunos ejemplares se ha tenido que prescindir de la maquinaria porque solo el ser humano podía llegar por los recovecos que dejaba el árbol a través de la técnica de trepa.

La primera fase de urgencia ha sido eliminar las ramas rotas por el peligro inminente de caída, pero a esos ejemplares le espera una segunda fase de tala. La tala es la eliminación completa del árbol, quedándonos sin ejemplares que tenían hasta más de un siglo de vida.

En esta ocasión ha sido el elevado número de árboles afectados por la borrasca Filomena quien pone en cuestión el estado de conservación en el que se encuentra el inventario municipal de Madrid. Hay que recordar que los árboles necesitan un chequeo periódico para verificar su salud, sino no seremos conscientes de que esos árboles están enfermos, debilitados y por tanto suponen un tremendo peligro para los ciudadanos.

tala de árboles Boadilla

Es muy importante asesorarse antes de realizar podas en altura o talas y contar con la opinión de los especialistas para elegir las labores que más se asemejen a las necesidades de cada ejemplar, por eso en Branco Bajalica ofrecemos asesoramiento gratuito. Contacta con nosotros para más información sobre los servicios que ofrecemos. ¡Queremos ayudarte!